Como le hablamos a nuestros niños de la adopción.

Maria (nombre ficticio) estaba encantada de que su hijo de cuatro años de edad, Pedrito, fuera capaz de recitar la historia de su adopción. El parecía aceptar su condición de hijo adoptivo y aparentaba estar orgulloso de ello. Entonces, Maria le oyó un día decir: "... y Jeremy fue adoptado, Ben fue adoptado, y Adam es adoptado ..." -nombrando así a todos sus amigos del pre-escolar que nacieron en sus familias. Pedrito había aceptado su estado de hijo adoptivo tan bien que para el concepto era lo usual. Claro, él creció dentro de otra mujer antes de venir a vivir con mamá y papá. Eso era lo normal para Pedrito.

Uno de los problemas en hablar con los niños acerca de la adopción es que a menudo aparentan entender más de lo que realmente entienden. Investigadores de la Universidad de Rutgers, incluyendo el psicólogo David Brodzinsky, encontró que los niños de la misma edad tienen niveles similares de conocimiento acerca de la adopción, ya sea que estén o no en las familias adoptivas. Los niños parecen desarrollar una comprensión general de lo que es la adopción y cómo funciona a partir de su entorno social, más que por la acumulación de información que le puedan ofrecer sus padres. Nuestro trabajo como padres, por lo tanto, no es explicar el concepto de adopción, sino que es proporcionar información acerca de la situación particular del niño, así como el apoyo emocional que el niño o la niña van a necesitar. La clave es crear un ambiente donde los niños se sienten cómodos discutiendo lo que es la adopción y que esta palabra sea una común dentro de su entorno.

Los niños tendrán que escuchar su historia de adopción de una y otra vez, porque los niños pasan a través de diferentes etapas de desarrollo y ven la adopción según la medida de eso cambios, es decir, un niño a los 4 años entiende su historia de adopción de manera diferente a cuando tiene 12. En una edad un niño se pregunta qué edad tenían sus padres biológicos; en otra, están más interesado en el proceso legal de adopción. Lo que es verdaderamente importante es NUNCA mentor acerca de su realidad. Afortunadamente, ahora tenemos una cierta comprensión de lo que los niños necesitan saber en ciertas etapas de desarrollo. En este blog, estaremos discutiendo este tema según las edades de los niños y comenzaremos con los niños de edad preescolar.

Un poco de información puede recorrer largas distancias

Los investigadores de Rutgers encontraron que los niños preescolares por lo general no pueden diferenciar entre ser adoptado y haber nacido en una familia biológica. Parecen estar dispuestos a aceptar su estado adoptivo debido a que no lo entienden. Cuando los preescolares cuentan su historia, por lo general son simplemente repitiendo como un loro lo que les han dicho, no debe mostrar una comprensión real.

Los padres que hablan con los niños en edad preescolar acerca de ser adoptados deberían utilizar sus conversaciones como una base para la posterior elaboración. El objetivo debe ser que los niños escuchen algunos de los términos de adopción en lugar de absorber conceptos de la adopción.

Hablar con los niños acerca de su adopción puede ser considerado estresante por muchos padres, y los años preescolares ofrecen la oportunidad de practicar. Ejemplo: cuando José y Margarita (padres adoptivos) recibieron a su hija le hicieron un libro titulado "bienvenido a casa", una de las páginas leía así: "José y Margarita se enteraron de un bebé que no tenía una mamá o un papá." Ellos leyeron esto a su hija durante varios años y se dieron cuenta que estaban ignorando la existencia de los padres biológicos evitando el tema de por qué ella había sido colocada en adopción. Entonces ellos cambiaron la página para que leyera: "A continuación, José y Margarita se enteraron de un bebé cuya madre y padre no podía cuidar de un bebé." Lo curioso fue que su hija no pareció notar el cambio en la línea de la historia. A esta edad ellos no necesitan ni entienden los detalles lo que es importante es presentarle un evento asociado con alegría y bendición. 

El trabajo de hablar de la adopción no termina simplemente porque las conversaciones aparentemente han ido bien. A los cinco años de edad puede que te pregunten "¿mamá, crecí dentro de ti?" Puede que eso te ponga a pensar la primera vez, a pesar de que parecía entender las circunstancias de su nacimiento a los tres o cuatro años. Cada edad trae consigo su necesidad. 

Para el próximo blog estaremos discutiendo las edades de cinco a nueve años.

Esto es una adaptación de: https://www.adoptivefamilies.com/openness/questions-about-birth-siblings/

Traducido por Adoptando en PR Inc.

Adoptando en PR Inc. es una Organización sin Fines de Lucro con base de fe cristiana dedicada a educar, fortalecer y equipar a nuestras familias adoptivas.

adoptandoenpr@gmail.com