Más que una simple adopción.

Después de pasar 1.414 días en cuidado sustituto, ¡Joshua encontró su hogar para siempre! 💙

"Recién graduado de la universidad, a mis 23 años de edad, trabajaba para el programa de bienestar infantil con mi título de BA recién salido de la imprenta ", En ese tiempo decidí,  que yo también sería una madre de crianza sustituta. En mi cerebro de 23 años estaba segura de poder tomar lo que sea que me arrojara.

Para hacer el cuento largo, corto, terminé un programa de capacitación y me convertí en un padre de acogida terapéutico con licencia. Los momentos buenos, fueron bien buenos, pero los difíciles, fueron tan difíciles que esto me llevó a tomar un descanso durante unos meses para reagruparme. De hecho, dejé los Estados Unidos para irme a una Isla del Pacífico Sur, Fiji, para intentar recuperarme.

Al regresar, me pidieron que recibiera por un corto plazo de tiempo un niño de 11 años (Joshua) y su hermano mayor, que acababa de cumplir 17 años. Yo, que en ese momento tenía 25 años, pensé que una colocación a corto plazo sonaba como una idea maravillosa. El niño de 11 años tenía profundas necesidades especiales, entre ellas, espina bífida. El corría el riesgo de ser internado en un hospital si yo no lo recibía. Yo estaba familiarizado con él ya que era un buena amiga de la familia con la que estaba ubicado. Aunque yo solo tenía 25 años, quería hacer lo posible por mantenerlo con su hermano. Después de la angustia causada en mi vida por mi anterior trabajo, había decidido que no quería continuar haciendo colocaciones de niños a corto o largo plazo, con casos llenos de drama y dolor. Mi corazón simplemente no podía soportarlo.

Fuimos a la corte y se aprobó el cambio de ubicación para que vinieran conmigo. El juez también aprobó una "visita domiciliaria de prueba” para con la familia biológica de los niños. Esto significa que el juez confirmó que los niños regresarían a su familia biológica Tan pronto finalizaran algunas cosas. Bueno, no solo esas cosas nunca se completaron, sino que los padres biológicos no cumplieron los objetivos del plan del caso y no pudieron satisfacer las necesidades de los niños, especialmente las necesidades médicas del más jóven. El plan para Joshua cambió para adopción y me preguntaron si estaba interesado en adoptarlo. Cuando llegó el momento y DCS me preguntó si consideraría adoptarlo, brinqué de mi asiento y le di un "¡sí!" Inmediato. En octubre de 2015, me preguntaron si lo adoptaría y DCS solicitó un cambio en el plan de permanencia de la reunificación a la adopción. En febrero de 2016, DCS completó la solicitud legal para rescindir los derechos de los padres (TPR). Sin embargo, el condado no tenía un abogado. Por lo tanto, la petición no se presentó hasta mayo de 2016, momento en que se estableció para una conferencia previa al juicio y una mediación. La conferencia previa al juicio continuó y la mediación no fue efectiva. Después de una larga semana de testimonios, incluido el hecho de estar horas en el estrado, el juicio concluyó y el juez "tomó el asunto bajo consideración". Esto significa que el juez comienza un proceso de asesoramiento.  Ahora, este período de "asesoramiento" generalmente no dura más de 90 días. Para Joshua, el juez demoró 118 días. Lo sé, porque los conté. Conté cada uno de ellos. Comencé a sentir que nunca sucedería. TODOS necesitábamos una respuesta. Sentíamos que nunca llegaría, pero un día llegó. El 5 de abril, el juez ordenó que se cancelaran los derechos de ambos padres biológicos de Joshua.

Finalmente, el 13/11/2017, el tribunal de apelación falló a favor del tribunal de primera instancia, afirmando la terminación de los derechos de los padres biológicos. Sometí todos los documentos necesarios para adoptarlo y establecer una fecha de adopción. Después de haber pasado por 3 hogares sustitutos diferentes y 1,414 días sin una familia, Joshua fue adoptado el 12 de marzo de 2018. ¡El mejor dia de mi vida!. ¡Mi bebé es mío!. Este joven es la luz de mi vida y su sonrisa puede transformar incluso la habitación más oscura.

Mi consejo para los padres que desean adoptar es tener fe incluso en los momentos más difíciles. Hace tres años nada hacía sentido para mi y sufrí mucho. Hoy, no podría estar más feliz. Soy suya y él es mío. Por los siglos de los siglos. Como siempre se suponía que era ". - Emily

Traducción o adaptación por parte de:

Javier Vargas, Presidente y Fundador de Adoptando en PR Inc. 

Articulo original en Together We Rise.  

IMG_0522.JPG

Perdón y Orgullo II

El matrimonio es duro: Somos Tercos

Disculparse es un trabajo duro. ¿Sabes qué más es difícil? Perdonar a un cónyuge que se disculpa.

¿Por qué? ¿Por qué debería ser difícil? Bueno, por un lado, es fácil sospechar e imaginarnos que la disculpa que nos ofrecen no es sincera ("Lo siento." "¡No lo eres!"). Por otro lado, cuando éste no es el primer argumento que tenemos sobre un mismo comportamiento que no nos agrada, el herido ve una tendencia y teme que continúe indefinidamente. Nos preguntamos, ¿Estoy permitiendo más de este mal comportamiento? Por otro lado, mantenernos enojados nos da "influencia emocional" y quedarnos heridos nos brinda "el fundamento moral" en futuras negociaciones. Nuestras heridas pasan a ser un activo y las podemos utilizar para nuestra ganancia, o al menos, así pensamos en el inconsciente. 

Lo cierto es que, mantener la rabia nos envenena el alma. Empapa nuestro espíritu de toxinas que afectarán todo lo demás en nuestras vidas y especialmente en la más importante de todas nuestras relaciones humanas, el matrimonio. Mantener la ira nos ciega y no nos permite recordar las bondades y los valores de nuestro cónyuge para nuestras vidas y nos impide ver sus esfuerzos para mejorar las cosas.

Hay una mejor manera. En la bíblia se nos enseña lo siguiente, "13 Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros. "(Colosenses 3:13). Lo único que nos puede romper nuestros enigmas de la ira es el dulce recuerdo de la deuda masiva nuestra que nuestro Señor Jesús perdonó. Debemos mostrar a nuestros esposos o esposas un espíritu perdonador y restaurados (aunque no sea fácil), así estaremos imitando a Dios en el amor y perdón que El tuvo  con nosotros.

Así que es tiempo de perdón.

Perdón y Orgullo

Muchas personas se acercan a mi preguntándome como saber si están preparados para adoptar. es digo que unas de las formas en las que podemos analizar cuan preparados estamos es preguntándonos ¿Como está nuestro matrimonio? La mayor parte de las familias que desean adoptar no conocen verdaderamente lo retante que puede ser el proceso de ajuste e integración de un niño o niña en su núcleo familiar. A veces pensamos que todo va a ser de una manera cuando en verdad es de otra. Pero en realidad, eso es harina de otro costal.

Cuando vamos a entrar en un proceso de adopción, no nos cansamos de decirles a las familias que es sumamente importante que se preparen. Lo digo de nuevo y recalco, se tienen que preparar con profesionales para así estar preparados para las diferentes rutas que el proceso les puede llevar. El no estar preparados, sin duda alguna, va a traer una carga indeseada e inesperada en las parejas, que si no están solidas les puede hacer un gran daño a corto, mediano y largo plazo. Es por esto que en Adoptando en PR Inc. nos esforzamos grandemente en educar a nuestras familias en todo el proceso de la adopción, preparándoles para todas las posibles situaciones que puedan ocurrir. Nuestro lema es: "Una pareja saludable, produce una familia saludable".

Hoy queremos comenzar a trabajar varios temas para parejas que sabemos que les puede ayudar a prepararse para ese gran momento. Cuando los leas pensaras, ¿Que tiene esto que ver con adopción? Recuerda, si tu relación está saludable, cuando llegue el momento de dificultad, que va a llegar, juntos podrán atravesarlo y salir exitosos y fortalecidos del mismo, JUNTOS. 

Comenzamos; 

¿Alguna vez has visto la película de Ryan O'Neal / Ali MacGraw titulada "Love Story"? En esta película MacGraw interpretó a un personaje que se estaba muriendo. Al lado de su cama O'Neal, asfixiado y lloroso, le dijo "lo siento". Fue aquí que MacGraw descargó una línea que ha causado mucho daño a las relaciones y los matrimonios en todas partes: "El amor significa nunca tener que decir que lo sientes". NADA MÁS LEJOS DE LA VERDAD. Pedir perdón es un trabajo duro. Pero, pedir perdón y cambiar nuestros comportamientos es aún más difícil. Pero, ¿Que es lo que lo hace tan difícil? El orgullo. En el noviazgo y en el matrimonio siempre encontraremos algún grado de la lucha de cada persona por el control de la relación. Cuando nuestros comportamientos son impulsados  por el orgullo, siempre vamos a querer ganar todos los argumentos, siempre queremos tener razón y vemos las dificultades como culpa de nuestra pareja. En los momentos difíciles traemos a colación los fracasos admitidos de nuestra pareja del pasado mientras, siempre tenemoseuna explicación de nuestros propios pecados y debilidades o negamos los mismos. Todos necesitamos la opinión y la crítica de otras personas para saber cómo hablamos, cómo nos vemos y cómo mis acciones afectan a otras personas.

En la relaciones, especialmente en el matrimonio es necesario darse cuenta y reconocer que no somos tan brillantes e infalibles como creemos que somos. La biblia nos dice: "No pienses en ti mismo más de lo que deberías, sino piensa en ti mismo con un sobrio juicio, de acuerdo con la fe que Dios ha distribuido a cada uno De vosotros "(Romanos 12: 3).

Cuando su cónyuge tiene un problema con algo que ha dicho o hecho, escuche, es más, escuche dos veces y piense tres veces antes de decir algo. Puede ser que lo mejor que puedas decir en ese momento sea "Lo siento".

 

Adapatado y traducido por Adoptando en PR Inc. de la serie "Marirage is Hard" Time of Grace con el Pastor Mark Jesse.

Oraciones sin Respuestas

Descansa en Dios, el no se equivoca.

(Historia de la vida real)

Hace un año, nos levantamos un lunes por la mañana y nos dirigimos hacia el sur. Habíamos recibido una llamada el día de Viernes Negro sobre un bebé recién nacido y estaba en un hogar de crianza. La madre biológica había escogido originalmente otra familia para dar su niño en adopción, pero decidió más adelante decidió que no le gustaba de ellos y terminó escogiéndonos a nosotros.

Nos aventuramos a el largo viaje en auto por la mañana, llegamos a la ciudad, y nos reunimos con el tutor (de la agencia de adopciones) que se le había sido asignado para el bebé. Más tarde ese día, nos reunimos con la madre biológica. Hablamos un poco acerca de nosotros y Dakota (mi hijo mayor)  y ella, por su parte, nos explicó por qué nos había escogido.

Encontramos un buen hotel esa noche. Gracias a Dios mis padres estaban cuidando de Dakota. Cena en Taco Bell y luego volvimos a nuestro hotel y nos acomodamos en la noche. El decir que fue una noche incómoda sería minimizarlo.

Llegó el martes por la mañana, nos dirigimos a la corte, sólo para encontrar que la vista de adopción había sido pospuesta. Matamos tiempo hasta que esa misma tarde cuando fuimos a la corte. Estábamos allí, junto con la otra pareja (que había originalmente escogido), una trabajadora social, los padres biológicos, y el tutor de la institución para el bebé. Durante dicha vista, la madre biológica lo hizo muy claro al juez que ella quería que nosotros fuéramos los escogidos para adoptar al niño; Sin embargo, el juez se negó a pronunciarse sobre la custodia y en su lugar decidió dejar al niño en un hogar sustituto. Salí ese día con el corazón roto.

Caminamos fuera de la sala y me derrumbé y lloré. Nuestro abogado se acercó y puso sus brazos alrededor de mí y me abrazó por un momento. Rick y Susan eran absolutamente maravilloso durante ese tiempo y dudo que jamás olvidaré el ellos estar allí para nosotros cuando necesitamos a tanto de alguien. Caminamos a nuestro carro y volvimos a casa con el asiento de niños vacío en la parte posterior.     

Los siguientes días se llenaron con desesperación. Estábamos todavía con la esperanza de que finalmente nos traeríamos este pequeño bebé a nuestra casa; Sin embargo, a medida que los días avanzaban, pronto nos dimos cuenta de que este caso iba a ser mucho más complicado de lo que estábamos dispuestos a tratar. 

Aunque habíamos orado y orado por este niño para poder traerlo a casa con nosotros, llegamos a la conclusión, junto con nuestro abogado, que esto no era nuestro hijo (para adoptar) y se decidió no seguir adelante con el caso.

Nuestro corazón estaba herido. No entendíamos por qué esto había sucedido. ¿Por qué Dios nos envió a este bebé y no nos permitió llevarlo a casa? ¿No podría simplemente haber permitido que esto no sucediera? ¿Por qué incluso tuvimos que saber acerca de este bebé? ¿Por qué tuvimos que llenarnos esperanzas sólo para que esta fuese aplastada?

Por mucho que nos duele, realmente entendimos que este no era nuestro hijo. Tenía paz sabiendo que esto no era nuestro hijo, pero yo seguía sin entender por qué sucedió esto. Todavía no puedo decir por completo por qué sucedió, pero, si para nada más, me hizo más agradecido adelante en el camino.

Garth Brooks tenía hace varios años una canción llamada ". Las oraciones sin respuesta", dijo:

"Algunos de los mayores regalos de Dios son oraciones sin respuesta."

No estamos seguros de que las oraciones en realidad nunca quedan sin respuesta. Hemos oído antes de que Dios responde a cada oración. A veces, su respuesta es sí. A veces, su respuesta es no. Y, a veces, su respuesta puede ser "todavía no". Hoy, un año después, estamos agradecidos de que su respuesta en diciembre pasado fue "todavía no". Si Dios, hubiera respondido la oración con un si en aquella ocasión, hoy no tendríamos a nuestra preciosa niña hoy . Sarah no sería un miembro de nuestra familia y es el complemento perfecto para nuestra familia.

Si todavía estás esperando o has pasado por una adopción fallida, quiero animarte a que aferrarse. Es bien difícil creer las cosas están funcionando de la mejor manera cuando estás en medio de una tormenta. Pero a veces, los mayores regalos de Dios vienen en el arco iris después de la tormenta.

Traducido por Javier Vargas de

Adoptando en PR Inc.

Adoptando en PR Inc. es una Organización sin Fines de Lucro con base de fe cristiana dedicada a educar, fortalecer y equipar a nuestras familias adoptivas.

adoptandoenpr@gmail.com

¿Estás pensando en el aborto? Piensa otra vez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Read More

Como le hablamos a nuestros niños de la adopción. 2da Parte

Continuando con el tema de como nuestros niños ven la adopción según sus edades, hoy hablaremos de las edades de entre 5 a 9 años.

Los niños en este grupo de edad están interesados n cuestiones de vida o muerte, tales como "¿Dónde vienen los perritos?" Y "¿Dónde está el cielo?" Alrededor de los seis años, los investigadores han encontrado que, la mayoría de los niños pueden diferenciar entre el nacimiento y adopción porque entienden mejor lo que es la concepción. Incluso los padres que han hablado de la adopción antes, es posible que tengan que empezar desde el principio con los niños de esta edad pues acabaron de darse cuenta lo que significa ser adoptado.

Carol Williams, uno de los principales educadores de trabajo social y ex director de la Oficina del Niño durante la administración Clinton, dice que los niños de esta edad necesitan saber que ellos nacieron, al igual que cualquier otra persona. A menudo los padres adoptivos comienzan diciendo algo como: "Sabes que tu amigo José creció dentro de su mamá. Pero tu no creciste dentro de mí. Mamá y Papá no podían tener un bebé en la barriga, así que convertirnos en papás por medio de la adopción, y así fue como papa Dios nos dio un bebé a nosotros. Y ese bebé eres tu "Esta historia aunque es correcta, salta y obvia un paso muy importante -. El nacimiento del niño. No es raro que el niño adoptado llegue a la conclusión de que "adoptado" significa que se ha llegado a esta familia a través de algún otro proceso diferente a los usuales y de manera no normal. Conocer las circunstancias de su nacimiento puede ayudar a un niño a entender que su nacimiento fue normal y no tiene nada que ver con que el niño estuviese disponible para adopción. Esto le da seguridad y le ayuda a sentirse bien con sigo mismo ya que cada vez se siente menos diferente. 

Hay otras razones importantes para comenzar el tema de su adopción con la forma en que el niño nació. Hablando del nacimiento del niño lleva naturalmente a hablar de por qué fue puesto en adopción. Se reconoce que el niño tiene una historia que comenzó antes de unirse a la familia, y se comunica que está bien pensar y hablar de eso.

A menudo quisiéramos dejar a los padres biológicos fuera de la historia, pero no debemos. Kelly, madre de una niña de cinco años de edad, explicó a su hija, que está adoptando, lo que significaba el haber crecido en el útero de otra madre. Cuando la hija de Kelly le preguntó cómo se hacían los niños, ella respondió con precisión y de manera casual. Con el tiempo se hizo evidente que la niña pensó que su padre adoptivo había impregnado su madre biológica. Esa era la única explicación que podía llegar a, dada la información que tenía, hasta que se le corrigió.

Un escenario para hablar con niños y niñas de cinco a siete años de edad, podría ser: "Fue el esperma de su padre biológico y un óvulo de su madre biológica que les concibió. Usted creció dentro de su madre biológica. Cuando fue el momento para que usted pueda nacer, vino a través de su vagina. "Los padres pueden añaden que esto suele ser un acto de amor que se da entre un hombre y una mujer.

Si no se conocen las circunstancias reales del nacimiento del niño, un escenario probable puede ser discutido ( "Probablemente nació en un hospital"), junto con lo que, probablemente, o que realmente ocurrió después del nacimiento y hasta el momento en que se adoptó. Los padres deben hablar sobre las razones de los padres biológicos no pudieron hacerse cargo de su bebé. Ejemplos de esto, “Ellos estaban enfermos”, “Ellos no estaban preparados”, todos los ejemplos deben ser positivos, tenemos que recordar que nos guste o no, estamos hablando de parte de sus historias.

El estudio de Rutgers encontró que de cuatro a siete años de edad que tenían una idea de por qué los padres colocan a los niños para su adopción. Estos niños piensan que fueron colocados para adopción por tres razones principales: 

    1. debido a las características negativas del niño, 

    2. debido a los problemas financieros de los padres 

    3. debido a la falta de tiempo para cuidar al bebé. 

Este es un buen momento para corregir cualquier malentendido que un niño pueda tener.

Los niños de esta edad creen que su relación con su familia adoptiva es permanente, pero no están seguros de por qué. Ellos creen esto porque tienen fe en lo que sus padres dicen. Tenemos que estar preparados para cuando, por cualquier causa, comiencen a cuestionar esa creencia.

Traducido y adaptado por Adoptando en PR Inc.

adoptandoenpr@gmail.com

https://www.adoptivefamilies.com/talking-about-adoption/how-children-view-adoption/

Como le hablamos a nuestros niños de la adopción.

Maria (nombre ficticio) estaba encantada de que su hijo de cuatro años de edad, Pedrito, fuera capaz de recitar la historia de su adopción. El parecía aceptar su condición de hijo adoptivo y aparentaba estar orgulloso de ello. Entonces, Maria le oyó un día decir: "... y Jeremy fue adoptado, Ben fue adoptado, y Adam es adoptado ..." -nombrando así a todos sus amigos del pre-escolar que nacieron en sus familias. Pedrito había aceptado su estado de hijo adoptivo tan bien que para el concepto era lo usual. Claro, él creció dentro de otra mujer antes de venir a vivir con mamá y papá. Eso era lo normal para Pedrito.

Uno de los problemas en hablar con los niños acerca de la adopción es que a menudo aparentan entender más de lo que realmente entienden. Investigadores de la Universidad de Rutgers, incluyendo el psicólogo David Brodzinsky, encontró que los niños de la misma edad tienen niveles similares de conocimiento acerca de la adopción, ya sea que estén o no en las familias adoptivas. Los niños parecen desarrollar una comprensión general de lo que es la adopción y cómo funciona a partir de su entorno social, más que por la acumulación de información que le puedan ofrecer sus padres. Nuestro trabajo como padres, por lo tanto, no es explicar el concepto de adopción, sino que es proporcionar información acerca de la situación particular del niño, así como el apoyo emocional que el niño o la niña van a necesitar. La clave es crear un ambiente donde los niños se sienten cómodos discutiendo lo que es la adopción y que esta palabra sea una común dentro de su entorno.

Los niños tendrán que escuchar su historia de adopción de una y otra vez, porque los niños pasan a través de diferentes etapas de desarrollo y ven la adopción según la medida de eso cambios, es decir, un niño a los 4 años entiende su historia de adopción de manera diferente a cuando tiene 12. En una edad un niño se pregunta qué edad tenían sus padres biológicos; en otra, están más interesado en el proceso legal de adopción. Lo que es verdaderamente importante es NUNCA mentor acerca de su realidad. Afortunadamente, ahora tenemos una cierta comprensión de lo que los niños necesitan saber en ciertas etapas de desarrollo. En este blog, estaremos discutiendo este tema según las edades de los niños y comenzaremos con los niños de edad preescolar.

Un poco de información puede recorrer largas distancias

Los investigadores de Rutgers encontraron que los niños preescolares por lo general no pueden diferenciar entre ser adoptado y haber nacido en una familia biológica. Parecen estar dispuestos a aceptar su estado adoptivo debido a que no lo entienden. Cuando los preescolares cuentan su historia, por lo general son simplemente repitiendo como un loro lo que les han dicho, no debe mostrar una comprensión real.

Los padres que hablan con los niños en edad preescolar acerca de ser adoptados deberían utilizar sus conversaciones como una base para la posterior elaboración. El objetivo debe ser que los niños escuchen algunos de los términos de adopción en lugar de absorber conceptos de la adopción.

Hablar con los niños acerca de su adopción puede ser considerado estresante por muchos padres, y los años preescolares ofrecen la oportunidad de practicar. Ejemplo: cuando José y Margarita (padres adoptivos) recibieron a su hija le hicieron un libro titulado "bienvenido a casa", una de las páginas leía así: "José y Margarita se enteraron de un bebé que no tenía una mamá o un papá." Ellos leyeron esto a su hija durante varios años y se dieron cuenta que estaban ignorando la existencia de los padres biológicos evitando el tema de por qué ella había sido colocada en adopción. Entonces ellos cambiaron la página para que leyera: "A continuación, José y Margarita se enteraron de un bebé cuya madre y padre no podía cuidar de un bebé." Lo curioso fue que su hija no pareció notar el cambio en la línea de la historia. A esta edad ellos no necesitan ni entienden los detalles lo que es importante es presentarle un evento asociado con alegría y bendición. 

El trabajo de hablar de la adopción no termina simplemente porque las conversaciones aparentemente han ido bien. A los cinco años de edad puede que te pregunten "¿mamá, crecí dentro de ti?" Puede que eso te ponga a pensar la primera vez, a pesar de que parecía entender las circunstancias de su nacimiento a los tres o cuatro años. Cada edad trae consigo su necesidad. 

Para el próximo blog estaremos discutiendo las edades de cinco a nueve años.

Esto es una adaptación de: https://www.adoptivefamilies.com/openness/questions-about-birth-siblings/

Traducido por Adoptando en PR Inc.

Adoptando en PR Inc. es una Organización sin Fines de Lucro con base de fe cristiana dedicada a educar, fortalecer y equipar a nuestras familias adoptivas.

adoptandoenpr@gmail.com

5 frases que deberías decir a tus hijos todos los días.

Algunos padres apenas tienen tiempo para disfrutar de sus hijos debido a las prisas diarias, las preocupaciones, el trabajo, las responsabilidades domésticas? Las tareas se acumulan y a veces dejan muy poco espacio para hablar con los niños y pasar tiempo de calidad con ellos. Sin embargo, los niños necesitan la cercanía emocional de sus padres, por lo que debes cerciorarte de que tu hijo sabe que le amas y que es importante para ti.

Aunque existen muchas maneras de expresar el cariño, a veces es importante ponerlo en palabras. De hecho, sería conveniente que no dejes pasar un día sin decirle a tu hijo cuánto le quieres. Los mensajes de amor nunca caen en saco roto, sino que son pequeños ladrillos con los cuales los niños construyen su autoestima y autoconfianza para el futuro.

No debemos olvidar que lo que el niño piense de sí mismo, dependerá en gran medida de los mensajes que le transmiten sus padres. La información y la valoración que reciben de sus actos son fundamentales para que construyan la imagen de sí mismo. Por tanto, su desarrollo está en estrecha sintonía con los gestos de afecto, la dedicación y los comentarios que los padres le dedican cada día.

Asegúrate de que tu hijo sepa cuánto le quieres
 

"Eres muy especial"

Es muy importante que el niño comprenda que es único, diferente y especial. De esta forma no solo se sentirá más amado y apreciado sino también más seguro y confiado. Es una forma estupenda para hacerle saber que aunque tiene defectos y puede equivocarse, también tienen cualidades maravillosas que le distinguen del resto.

"Te quiero Mucho"

A través de sus actos, los padres les demuestran todos los días a sus hijos que le quieren. Sin embargo, expresar ese cariño en palabras nunca está de más. Hay días difíciles, días en los que puedes haber perdido la paciencia y has regañado a tu hijo, estas palabras servirán para decirle que, pase lo que pase, nunca dejarás de amarle. Recuerda que la aceptación incondicional es la base para una buena autoestima.

"Me haces Feliz"

Los hijos son una enorme fuente de satisfacción y felicidad; por eso, no esperes una ocasión especial, dile todos los días cuán afortunada eres por tenerle. De esta manera le estarás diciendo que es muy importante para ti, que es un motivo de felicidad y orgullo. Recuerda que cuando los niños ven a sus padres preocupados, pueden sentirse culpables. Hazle saber que no es así.

"Confío en ti"

Los pilares de la autoconfianza y la autoeficacia se construyen en la más tierna infancia. Si confías en tu hijo, este confiará en sus capacidades y se convertirá en un adulto seguro de sí mismo. Recuerda que los niños se frustran con facilidad y se decepcionan con rapidez cuando no logran los resultados previstos. Por eso, es importante que cada día alimentes su autoconfianza. El niño debe saber que confías en sus capacidades y en su voluntad para seguir adelante, a pesar de los errores.

"Me gusta tanto cuando..."

No se trata de lisonjear para adular, sino de puntualizar los aspectos positivos del niño, aquellos que más nos agradan y que desearíamos potenciar. De hecho, a menudo los padres cometen el error de centrarse más encastigar los comportamientos negativos que en enaltecer las conductas positivas. Por eso, es conveniente que siempre te centres en las cualidades positivas del niño, y que se las hagas notar. De esta forma, no solo sabrá exactamente lo que esperas de él sino que también desarrollará una imagen más positiva de sí mismo.

Agradecemos a PadresFacilísimo.com

Formas de nutrir las heridas de tus hijos

El ciclo de apego es tan simple como profundo. Cuando se va en la dirección que se supone, si la mayoría de los padres simplemente hacen su trabajo de ser padres y el niño prospera. Una y otra vez, hay un patrón de necesidad, la excitación, la satisfacción y la confianza. Como gotas de agua en una planta de bebé tierno, este ciclo constante con el tiempo hace que una planta fuerte con hermosas flores. Desafortunadamente, los niños adoptados a edades más avanzadas, de crianza o cuidado institucional, no siempre son plantas delicadas en espera de ser regado. En cambio, a menudo son los cactus espinoso, con agujas afiladas suficiente para mantener a los padres de distancia. Pero incluso un cactus necesita un poco de agua, al igual que un niño herido necesita experimentar el ciclo de unión - incluyendo la gratificación - si es que quiere construir la confianza.

Es difícil para la mayoría de la gente a entender por qué estos niños rechazan lo que necesitan todos los niños el amor y el cuidado. La respuesta es simple: Ellos aprendieron temprano en la vida a no confiar en nadie. Se enteraron de que las personas los dejan si ellos los aman. Considere la posibilidad de un niño de cuatro años de edad, cuyo hogar adoptivo es su sexta colocación. Ahora imagine que usted era un adulto que había tenido seis divorcios en cuatro años. Lo ansioso o ansiosa que estaría usted a saltar en el matrimonio número siete? Incluso si el nuevo cónyuge parecía maravilloso, y tenía una hermosa casa, ¿le dude en absoluto? ¿Sería el nuevo cónyuge que tenga que probar su confiabilidad? El rechazo del niño no es personal. Aunque se siente de esa manera, estaría dirigido a cualquier persona que intenta ser el padre.

El desafío es cómo alimentar a alguien que repele las muestras de amor, cómo se cuelan suficiente diversión para que el pequeño cactus comenzará a florecer. Aquí hay 25 maneras de nutrir a un niño que tiene que aprender a aceptar el amor. Elija los que resuenan para usted.

El aumento de Contacto con los ojos

Escribir un mensaje de te amo en crema de afeitar o jabón en un espejo. De pie detrás de su hijo cuando lo lee. Usted puede obtener una mirada en el espejo. Si no es así, todavía se ha dicho, "Te amo."

Jugar peek-a-boo con su hijo. No asuma que un recién adoptado de 10 años de edad, es demasiado viejo para jugar peek-a-boo.

Esconda dulces de chocolate. Para cada uno el niño encuentra, él debe mirar en los ojos durante cinco segundos y conseguir un beso de ti antes de que pueda comer.

Coloque una etiqueta adhesiva en la cara justo entre los ojos. No hacer comentarios al respecto. El niño le mirará y reír - con el tiempo.

Mira el uno al otro y nombrar las formas en que son iguales - que ambos tienen la nariz, pecas, ojos marrones. Explorar las características de cada uno

Toques alentadores

Ponga una loción con olor delicioso en su hijo y que él corresponder. Hablar de cómo huele igual.

Peine, cepillo, o trenzar el pelo de su hijo.

Tener una familia "abrazo de grupo" todas las mañanas antes de ir por su propio camino.

Apriete juntos en el sofá para ver la televisión o una película.

hacerle cosquillas, pero se detienen si le pide que lo haga.

Que se mueve en sincronización con su hijo

Hacer burbujas. Perseguir a su alrededor para hacerlas explotar.

Jueguen juntos. Si su hijo se mece para llegar a dormir, sostenerlo y hacerlo por él. Si es demasiado grande como para mantener en su regazo, comprar un doble basculante o swing en un columpio juntos.

Rodar una pelota hacia atrás y adelante. Con un niño mayor, lanzar una pelota o una bolsita.

Construir algo juntos - una torre de bloques, una casa de aves, un modelo de avión.

A pie hasta el buzón con su hijo y enviar una nota a alguien que echa de menos - un ex padre de crianza, un hermano del nacimiento.

Traducido y adaptado por:

Javier Vargas de Adoptando en P.R. Inc.

https://www.adoptivefamilies.com/adoption-bonding-home/attachment-cycle-older-child